lunes, 25 de julio de 2016

School's out



Mi profesor de ciencias se llamaba Mathew Stillson. Tenía dos hijos de tres y siete años y vivía en la misma urbanización que yo.
Aquel día, cuando entré en clase, tardó un par de segundos en venir hacia mí.
Le disparé cinco veces.
Mientras caía, recordé cómo me aprobó el año pasado para que pudiera pasar de curso.
Su sangre salpicó las paredes y la pizarra y todos los papeles que tenía en su mesa.
Alguien gritó. Otros se le unieron. Hubo ruido de pupitres arrastrándose y sillas cayendo.
Giré mi brazo y seguí disparando.
Apenas conocía a la mitad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario